Soluciones para jardines

En general, este tipo de sistema es más simple y se puede realizar la instalación en las obras terminadas, ya que implica una interrupción mínima en las instalaciones existentes.

  • El agua de lluvia, libre de cloro, es ideal para el uso en jardines y lagos ornamentales.
  • La filtración elimina todas las partículas grandes, adecuando el agua para uso en el sistema de riego por aspersión, lavaje de pisos y coches.
  • También se puede alimentar a los puntos de consumo por gravedad o directamente desde el reservatorio/cisterna con el uso de bombas — estas se activan cuando se desencadenan los grifos y/o un sistema de riego automatizado.
  • Si se solicita, se puede agregar un sistema de interconexión automática con la red pública para cumplir con los períodos en los que el agua de lluvia es insuficiente.