Calidad de agua: las 4 etapas WISY

Las gotas de lluvia que caen de las nubes son destiladas, pero terminan por contaminarse con impurezas acumuladas en las coberturas / techos, como tierra, polvo, ramas, hojas, excrementos de pájaros, etc.

WISY ha desarrollado el método de 4 etapas que asegura la buena calidad del agua - inodora e incolora - en cualquier situación. Sus equipos dispensan la intervención manual diaria.

El sistema de 4 etapas de WISY

- Antes de almacenarse el agua, esta se recoge a través de un filtro fino de auto-limpieza que permite su oxigenación y separa las hojas, detritos y partículas grandes.

- La segunda etapa es la sedimentación en la cisterna. El freno del agua induce la sedimentación y oxigenación del agua de manera que las partículas pesadas se asientan en la parte inferior y las más leves flotan en la superficie del tanque. Las partículas pesadas se acumulan de 1 a 2 mm en el fondo del tanque donde se forma una biopelícula benéfica para el agua.

- El filtro flotante extrae para consumo el agua inmediatamente debajo de la superficie, que es la más limpia del tanque.

- El tubo de desagüe de la cisterna es diseñado para “desnatar” el agua, eliminando automáticamente las partículas leves de la superficie del agua cuando el tanque rebalsa.

Se garante la calidad del agua por la eliminación sustancial de la materia orgánica y los mecanismos continuos de oxigenación del agua, que la mantiene aeróbica, libre de olores o de coloración ante incluso cuando se almacena durante largos periodos de tiempo.

El agua de lluvia es naturalmente "suave", ideal para el lavado de ropa, ya que produce más espuma que el agua del grifo. Manteniéndola sin adición de cloro es perfecta para el riego de jardines y uso paisajístico en lagos y tampoco contamina el medio ambiente.

Filtro Vórtice
Freno de Agua
Filtro Flotante
Multisifón Tubo de Desagüe